¡Con el mando! Forma.8

on

forma8

Hay títulos que tardan bastante tiempo en gestarse, pero cuando finalmente llegan al mercado, nadie les puede rechazar el haber alargado su proceso de desarrollo para asegurar cierto pico de calidad. Forma.8 fue presentado en 2014 por el equipo italiano Mixelbag, aunque finalmente ha sido este último mes cuando el juego ha llegado a las diferentes plataformas en formato digital. Si sois fans incondicionales del género Metroidvania, apuntaos uno más a la lista, porque la cosa pinta realmente bien.

forma8title

Un silencio sepulcral invade la escena. Una gigantesca nave encargada de desarrollar sondas en masa se acerca a un planeta desconocido y extraño. ¿Una tarea de investigación? Pronto lo descubriremos, pues no serán pocas las sondas que serán enviadas directamente a ese recién descubierto mundo. Pero mientras nuestras compañeras aterrizan en la superficie terrestre, nosotros impactaremos dentro de unas instalaciones, comenzando nuestra andadura en la soledad más absoluta.

Una cinemática muda, sin narración ni argumento concreto que se nos explique, deduciendo nosotros mismos a través de las imágenes lo que está ocurriendo, una puesta en escena que a servidor le ha sorprendido gratamente y que se mantiene en este elevado nivel durante todo el juego. Nuestro despertar se producirá a los pocos instantes de acabar la cinemática, y a partir de ahí, seremos libres para explorar el basto y peligroso ecosistema en el que nos vemos sumergidos.

forma81

Comentábamos que nos encontramos ante un título de corte “metroidvania”, pero con ciertos elementos que lo diferencian de otras propuestas. Para empezar, mención obligatoria al desplazamiento de nuestra sonda protagonista, pues podrá volar libremente por el escenario en cualquier dirección, siempre que ningún muro se lo impida. Y apenas nos demos cuenta, pasados los primeros minutos y metidos en faena, ya habremos desbloqueado nuestras dos habilidades ofensivas principales: El escudo y las bombas.

El primero de ellos, nuestro preciado escudo, creará pequeña onda expansiva de apenas tres segundos cuando pulsemos el botón que no solo permitirá desviar ciertos peligros o proyectiles, sino que causará daño a los enemigos que alcance, un ataque ideal para enfrentamientos a corta distancia. Por el otro bando, con las bombas la cosa es algo más compleja, pues al apretar su botón correspondiente, la dejaremos en el aire a punto de estallar, y tan solo tendremos unos segundos para impulsarla a la dirección deseada utilizando nuestro escudo para empujarla. (Tranquilos, una vez cogido el truco, no resulta nada difícil).

forma82

Nos moveremos a lo largo y ancho de este hostil planeta ya sea en el exterior de la corteza terrestre, o en profundas cuevas que nos llevarán a altas temperaturas, escenarios nevados, instalaciones robotizadas, o ruinas de lo que parece una antigua civilización que una vez habitó este planeta. Lo que está claro es que no nos aburriremos, porque enseguida nuestra vida correrá peligro y nos veremos obligados a defendernos a cada instante con la extraña y agresiva fauna que habita, o incluso escapando de los efectos propios de la naturaleza.

Un recorrido laberíntico donde nunca sabremos a ciencia cierta cual será el camino a seguir, pues Forma.8 no ofrece indicación o información alguna de nuestro rumbo, dejando esa tarea al jugador que ya no solo deberá buscar sobrevivir, sino alcanzar el final del juego descubriendo cada entresijo del mapeado hasta dar con esa habilidad que nos permita avanzar (como impulsos o teletransportes), u obteniendo diferentes potenciadores o artefactos que nos ayudarán a mejorar nuestras habilidades y a descubrir nuevos caminos secretos.

forma8-3

Tendremos momentos de tranquilidad donde podremos explorar sin que  nadie nos moleste, otros donde el peligro acechará en cada rincón donde Forma.8 muestra su lado más movido donde se muestra la vertiente del juego con más acción, y en ocasiones nos toparemos con algunos rompecabezas donde deberemos darle a nuestra sesera para abrir puertas que nos bloquean el paso, sacando provecho no solo de nuestras habilidades, sino del propio motor de físicas del juego, que nos permitirá mover engranajes u otros elementos empujándolos con nuestro ovalado protagonista.

Pero donde el juego nos plantea retos verdaderamente importantes es cuando toca hablar de los jefes que habitan en las diferentes areas del mapeado, con patrones imaginativos y originales que harán que incluso el propio entorno juegue a nuestro favor (o incluso en contra) para salir victoriosos de enormes jefes como plantas carnívoras de fuego, o enormes crustaceos con implacables pinzas.

forma84

Grá ficamente preciosista, elegante, minimalista. Muchos podéis achacarle de querer ser simplista, pero la verdad es que la vivez que alcanzan sus escenarios y el detallado que se le han puesto a los elementos que lo forman, las diferentes capas de colores vivos que impregnan los fondos y el diseño global del mundo que exploramos hacen que Forma.8 tenga una atmósfera especial y única.

Pero oye, que eso no solo lo consigue su lado visual, pues ese silencio que embriaga el apartado sonoro donde muchas veces solo escucharemos los efectos que producen los elementos que forman los niveles, como los mecanismos o el propio choque de nuestro protagonista. No obstante, en los momentos de más acción, sí que es cierto que se presentan composiciones realmente brillantes, lástima que sea en contadas ocasiones.

Está claro que Mixelbag es capaz de sorprendernos con cualquiera de sus obras, y es que si todavía estamos maravillados por el increible Futuridium o el poco convencional Wheels of Aurelia, con Forma.8 han conseguido remarcar que, a la ahora de hacer videojuegos, son capaces de ofrecernos títulos realmente divertidos y con un aura especial. Con una jugabilidad metroidvania que últimamente echamos de menos, y unas bases jugables que consiguen volverse únicas y que nos obligará a explorar cada rincón del enorme mundo que se haya bajo nuestros pies. ¡Disfrutad del viaje!

forma.8ana

Disponible en Xbox One, PlayStation 4, PS Vita y Nintendo Wii U.

Gracias a Mixedbag por proporcionar el código para poder realizar nuestro análisis en ¡Con el mando!.