¡Con el mando! Subterrain

Subterrain0

El género survival horror muestra su máximo exponente, sin duda, gracias a los pequeños estudios de desarrollo. Y es que la libertad total de plasmar una idea hace que se puedan concebir videojuegos totalmente únicos y escalofriantes. Pixellore lo ha hecho en su primer título, pero no de una manera sistemática, sino que se ha alimentado del feedback de los jugadores de Early Access para conseguir crear un título que satisfaga a todos los aficionados al género. Y una vez listo… ¡Es hora de entrar en la penumbra de Subterrain!

SubterrainTitle

En un futuro distante al nuestro, la raza humana ha conseguido construir las primeras colonias en Marte. No obstante, no todo parece ser avance tecnológico y científico, pues parece ser que un extraño virus se ha extendido por la totalidad de las instalaciones y nuestro protagonista, el Dr. West, parece ser el único superviviente que queda en ellas. ¿Por qué? Parece ser que, por motivos que iremos desvelando a medida que avance el juego, nuestro héroe acabó recluido en una de las celdas para prisioneros de la base.

A partir de aquí, comienza un tutorial que es sumamente obligatorio si son nuestros primeros pasos con el juego, y es que si bien en un principio nos podría parecer algo simple, Subterrain esconde una profundidad increíble de los que muchos juegos deberían tomar ejemplo. Y es que no nos encontramos tan solo ante un survival horror con una atmósfera inquietante y ciertamente claustrofóbica, sino que entran en juego otros elementos como la supervivencia debido a las necesidades de nuestro personaje, el tower defense y gestión de nuestra propia colonia, y el crafteo de múltiples objetos y armas que nos ayudarán a salir vivos.

Subterrain1

La inseguridad nos asolará a cada instante y a cada nueva puerta que abramos para acceder a la habitación contigua, y es que nuestra visión estará limitada a escasos metros de nuestro protagonista, aunque podremos ampliarla un ápice si contamos con diferentes ítems consumibles como una linterna. Dentro de las estancias, lo más sensato que podremos hacer será rebuscar entre los cajones del diferente mobiliario para llenarnos de suministros, o arrastrar mesas o armarios para ver si esconden algún camino secreto que nos lleve a algún sitio de interés.

Lo más importante para mantener con vida a nuestro protagonista será las necesidades básicas de cualquier ser humano: Comer, beber, ir al baño y dormir. Si no conseguimos mantener estos indicadores en altos niveles, mucho nos costará acabar nuestra misión con éxito. Aunque claro, una vez veamos que no es la única amenaza que tenemos, será necesario equiparse con algún arma que incluso nosotros mismos podremos montar. Desde una simple porra para golpear a nuestros enemigos, hasta pistolas, escopetas o metralletas con diferentes piezas de otras armas para personalizarlas a nuestro gusto.

Subterrain2

Un dato curioso es que nuestras armas ofensivas no funcionarán con balas normales, sino que contaremos con diferentes baterías que se irán gastando progresivamente a medida que las utilicemos pero que podremos recargar siempre y cuando encontremos un generador eléctrico. Este factor de exploración le sienta de maravilla al título, pues además presenta una libertad envidiable a la hora de recorrer las oscuras habitaciones y pasillos. Todo ello, además, con una lograda visión cenital con zoom ajustable que nos permitirá detectar enemigos, eso sí, a corta distancia.

Y aún hay más cosas de las que deberemos estar atentos, y es que en muchos casos, las condiciones atmosféricas harán que nuestra barra de oxígeno y la de temperatura se vean alteradas, teniendo que crear y equiparnos diferentes ítems para aguantar a ellas y no sucumbir. Y no penséis que debido a ello os libraréis de las bestias mutantes, porque éstas seguirán su sanguinario periplo y buscarán acabar contigo en cualquier momento y sin ningún impedimento.

Subterrain3

Pero oye, también tendremos algunos momentos de menos tensión y más utilizar la cabeza, pues en determinados momentos deberemos volver a nuestra base central para gestionar la energía de las diferentes zonas de la colonia, facilitando las cosas depende como repartamos la energía en cada momento. Además, también contaremos con un reactor al que los enemigos se sentirán atraídos como las polillas a la luz, y nuestra tarea será defenderlo ya sea derribando nosotros mismos a cualquier bicho viviente, o añadir torretas y elementos defensivos para facilitarnos la faena.

Será obligatorio visitar la base central no pocas veces, ya sea para recuperar suministros o baterías, realizar nuestras funciones vitales básicas, hacer las gestiones comentadas en el párrafo anterior o repasar los diferentes apuntes y textos informativos que hayamos ido recogiendo a lo largo de nuestra aventura. No es moco de pavo la duración de este juego, pues puede exceder las 100 horas si nos lo tomamos en serio y exploramos cada zona como es debido. No obstante, cabe decir que Subterrain peca de tornarse ciertamente repetitivo llegado a cierto punto, repitiendo los mismos patrones.

Subterrain4

Uno de los elementos que parecen tomados directamente de la saga Dead Space es el viaje en metro a las diferentes zonas de la colonia, aunque en este caso, con total libertad y otro dato interesante, pues ya que el juego se mueve incluso en ciertos intervalos horarios, también consumirá cada viaje un determinado tiempo que, aunque para el jugador son apenas segundos, para nuestro protagonista podrían ser horas y, éstas, afectarán a sus condiciones.

El paso del tiempo es sin duda otro de los elementos clave, pues la epidemia mutante parece agravarse con el tiempo, esto quiere decir que cuanto más tiempo pase, más enemigos irán apareciendo en cada zona, aumentando así la dificultad y necesitando más pericia para sobrevivir. Y oye, si os parece fácil, podéis optar a jugar vuestra partida en el modo Muerte Permanente, solo apto para valientes que no le temen a nada y que una vez seais fiambre, deberéis reiniciar por completo vuestra partida.

Subterrain5

En su apartado artístico tengo sentimientos encontrados, y es que si bien es cierto que me encanta el estilo utilizado dibujado a mano, éstos finalmente acaban repitiéndose hacia la saciedad. Si se le hubiera añadido algo más de variedad, la verdad es que podría haber destacado notablemente. Eso sí, se agradece desde luego la localización a nuestro idioma, y es que no será poco lo que tendremos que estar leyendo si queremos aprender tanto sus mecánicos, como el avance de la historia.

En el aspecto sonoro, poco podemos decir, pues es gracias a ese silencio sepulcral y a esos pocos efectos sonoros los que consiguen dar ese toque de tensión durante toda la partida, y a los jadeos de los enemigos al acercarse. Aunque a decir verdad, algo de música para representar ciertos momentos del juego no habría estado de más.

Pixellore ha conseguido crear un título envidiable y con una profundidad jugable que muchos jugadores se sentirán atraídos y disfrutarán de Subterrain. Una ingente cantidad de horas para completar la aventura, un desafío para los más experimentados a los videojuegos, y un cocktail de géneros que dan un resultado brillante al conjunto. Que sí, es cierto que puede llegar a tornarse monótono cuando llevamos ya una buena cantidad de horas echadas a la espalda, pero esa tensión de lo que encontrarnos unos pasos al frente siempre está ahí.

Analubterrain

Disponible en Xbox One, PlayStation 4 y Steam.

Gracias a Pixellore por proporcionar el código para poder realizar nuestro análisis en ¡Con el mando!