¡Con el mando! Table Top Racing: World Tour

on

TableTopR0

Una de las franquicias que más echamos de menos aquí es sin duda Micro Machines. Y es que la apuesta jugable era impecable y la diversión con amigos se multiplicaba hasta el infinito. ¡Y oye, hará escasas semanas se anunció su regreso! Pero hasta ahora, si alguien se había encargado de mantener esa esencia a buen recaudo, eran los estudios independientes, y la obra de Playrise Digital demuestra que el concepto todavía perdura. Table Top Racing: World Tour nos devuelve las carreras en miniatura y el frenesí por alcanzar la meta en primer lugar.

TableTopRTitle

Toca arrancar motores pero eh, no tan rápido, que para ello primero tenemos que hacernos con nuestro primer coche de carreras, y para dar nuestros primeros pasos el juego nos otorgará cierta cantidad de monedas para adquirir un vehículo sencillito para ir comenzando a ganarnos la vida como pilotos. Si bien en cada categoría nos encontraremos coches con características similares, nuestra será la decisión de dar prioridad a la velocidad punta, aceleración o manejo de curvas, cosa que, como veremos más adelante, se puede mejorar a medida que juguemos.

Listos ya los preparativos, comienza nuestro debut en el que probablemente salgamos victoriosos sin ningún problema. Y aquí toca hablar de la cuestionable dificultad del título, pues si bien nuestra primera toma de contacto hará que nos parezca un juego que nos propone un reto de conducción, a la hora de la verdad y entrados en materia, veremos como vamos superando sin demasiados méritos las diferentes pruebas que nos pone el juego de Playrise.

TableTopR1

Test al volante tendremos de todo tipo. Desde las ya clásicas y alocadas carreras en las que todo vale, por supuesto con ítems ofensivos para persuadir a nuestros adversarios, hasta pruebas contrarreloj, eliminatorias por vueltas, alcanzar y derribar un coche objetivo, o competiciones de conducción pura y dura, sin objetos ni ataques de por medio. En cuanto a tipos de prueba estaremos completamente servidos.

Pilotar en este caso no tiene ningún misterio, e incluso pecará de sencillez para aquellos más dotados en los juegos de carreras, no obstante, TTR: World Tour ha sido concebido para que cualquier jugador que se acerque a él pueda disfrutarlo, haciendo más cercana la experiencia a jugadores no tan familiarizados a los juegos de coches que a aquellos a los que no les asusta la simulación hiperrealista de Asseto Corsa.

TableTopR2

En cuanto a circuitos, tendremos trazados a través de un restaurante japonés con sushi en cantidades abundantes, un paisaje costero en lo que parece ser una terraza de puerto, o una habitación que hace alusión a la grandiosidad de los años 80-90 con referencias a la cultura pop que sacarán más de una sonrisa. Desgraciadamente, estos ambientes y circuitos se reciclan continuamente, siendo las mismas pistas pero con curvas o trazados añadidos, una oportunidad desaprovechada de hacer brillar un juego con grandes aspiraciones y que se conforma añadiendo pequeños utensilios en forma de obstáculos en la carretera.

Se nota su origen para dispositivos móviles, y es que sigue el ya clásico sistema de superar las pruebas con el total de tres estrellas, aunque en este caso consigue tornarlo a su favor para los más completistas. No solo eso, sino que en cada circuito habrán monedas escondidas por inusuales atajos que nos darán una buena bonificación en metálico. ¿Y para qué? Pues ya sea para modificar el aspecto, las características o los neumáticos de nuestro bólido para convertirlo en una super máquina de correr.

TableTopR3

Si su modalidad de campeonatos no os llama demasiado, tendréis también a vuestra disposición los eventos especiales, que básicamente se rigen por ciertas reglas preestablecidas y restricciones de vehículo, nada realmente destacable. Se echa en falta un modo de carrera rápida o aunque sea un sencillo entrenamiento, pues no habría costado nada añadirlo y le habría hecho ganar varios puntos.

Eso sí, donde verdaderamente os lo pasaréis bien será en su modo multijugador, y es que como suele pasar en títulos de este calibre, las risas y los piques están más que asegurados entre vuestros amigos, permitiendo hasta un total de ocho jugadores quemando el mini asfalto.

TableTopR4

No es por echarle flores, pero realmente luce un apartado gráfico digno de elogio, con unos modelados realmente buenos, una ambientación fantástica y unos circuitos llenos de colores y detalles aunque, eso sí, se podrían haber usado más elementos del día a día como recurso para formar trazados más interesantes de los que finalmente se han llegado a ofrecer.

En cuanto al aspecto musical, nos encontramos desde hip-hop, música electrónica y funk de la mano de Wes Smith que, si bien poco o nada aportan a la propia experiencia, seguro que es un detalle que agradecerán los fans de dichos géneros musicales.

Table Top Racing: World Tour es una propuesta difícil de pasar por alto para los amantes de la conducción, pero tampoco podemos decir que el resultado sea el mejor, pues si os decimos que detrás de él se encuentra el nombre de Nick Burcombe, creador de la mítica saga de carreras Wipeout, la cosa cambia, pues nos esperábamos algo mucho más espectacular o novedoso. No obstante, el resultado final continúa siendo notable y un juego realmente divertido que, con un poco más de esfuerzo, podría haber hecho sombra a Micro Machines.

Analitablet

Disponible en Xbox One, Playstation 4, PS Vita, Steam, iOS y Android.

Gracias a Playrise Digital por proporcionar el código para poder realizar nuestro análisis en ¡Con el mando!.