¡Con el mando! The Living Dungeon

the-living-dungeon-20151023192649_14

Soñadores de las catacumbas y los dados, yo os convoco en esta nueva cruzada para explorar una peculiar mazmorra sin igual. Desgranar un videojuego que dejará muy satisfechos a los fans de los juegos de rol más puros y a aquellos que disfrutáis con los libros de Dragones y Mazmorras o juegos de mesa como Zombies!!!. RadiationBurn ha creado un juego contundente con un mundo y reglas propias que consigue enganchar de forma irremediable a aquellos que se atreven a entrar. Y tiene mérito para un equipo formado tan solo por dos personas, Chantelle y Graham, personas que muestran su fascinación por la fantasía con un juego redondo y divertido para jugar, tanto en solitario, como en compañía de nuestros amigos. ¿Quien será de vosotros el Dungeon Master?

TheLivingDungeon

The Living Dungeon es uno de esos juegos que requieren práctica y experiencia para sacarle toda esa miga que es capaz de ofrecer. Como todo juego de mesa tiene su manual, la obra de Radiation Burn cuenta con un modo campaña para un solo jugador que nos servirá para ir conociendo, en profundidad, todas las posibilidades y acciones que podemos realizar en este juego de mazmorras y dados donde nuestra habilidad necesitará siempre un toque de la dulce fortuna para prosperar. ¡Y es que la suerte siempre es esencial en un juego de mesa! Pero tranquilos, porque no es un factor tan crucial como nuestros estudiados movimientos a la hora de decidir entre la victoria y la derrota.

A pesar de ser un juego donde su máximo exponente de diversión se presenta cuando lo disfrutamos en compañía de nuestros amigos, The Living Dungeon nos invita a adentrarnos en una historia de trasfondo que, como no, gira entorno a una misteriosa mazmorra situada en el centro de una enorme ciudad. En ella suelen entrar todo tipo de personalidades con diferentes propósitos, ya sea buscando el secreto de la inmortalidad, recolección de tesoros, o incluso como castigo de los guardias de la ciudad a gente inocente. Cualquier motivo llevará a los diferentes personajes a adentrarse en lo que parece un camino al infierno, y por supuesto, algunos de ellos serán un completo misterio.

DunGeonLIve

Enseguida se nos situará de lleno en un tablero y, tras lanzar el dado, no se nos ofrecerá un número aleatorio para avanzar casillas, sino que la suerte decidirá cinco movimientos que podemos realizar, ya sea agilidad o desplazamiento, ataque, apartar de en medio a un enemigo, entre otras variantes. Cada uno de ellos representados con un color distinto, aunque sin duda, una de las opciones que podremos realizar y que da significado al nombre del videojuego y un sentido muy divertido a la jugabilidad es el hecho de poder manipular las diferentes estancias de la mazmorra en la que nos encontremos, ya sea dándole la vuelta para que aparezca una estructura totalmente diferente, o rotándola de un lado a otro para conseguir abrirnos paso entre los muros. ¡Eso sí, no os durmáis en los laureles planeando vuestra jugada, pues cada turno tiene un tiempo límite de 2 minutos!

Por supuesto, eso no acaba ahí, y cuanto más avancemos en el modo campaña, más acciones nos enseñará a manejar el dado, pues a pesar de que en una partida normal las tiradas son aleatorias, en la historia, en ocasiones el dado tendrá prefijadas las acciones que nos permita para salir airosos. Aprenderemos rápidamente a desenvolvernos sobre el tablero mientras cumplimos las diferentes tareas que nos propone, ya sea encontrando la salida de la mazmorra, o derrotando a un enemigo antes de que escape. Además, contaremos con misiones secundarias que nos darán puntuación extra, como eliminar un número determinado de enemigos o sombras. Por que peligros no van a faltar, y si por ejemplo queremos cruzar un abismo, debemos mirar bien antes si contamos con alguna acción que, una vez estemos situados encima del hoyo, nos permita salir de el. Por el contrario, pereceremos y habrá finalizado la partida.

LivingDungeon

Sufriremos bastante para completar todas las fases del modo historia, pudiendo alcanzar la decena de horas para completarla. Creeréis que es exagerado una vez completéis las primeras misiones, pero creerme cuando digo que la cosa se va complicando hasta límites insospechados así como la longevidad de las partidas que requerirán que vayamos con pies de plomo antes de realizar cualquier movimiento. Además conoceremos, dentro de la mazmorra, todo tipo de enemigos que nos pondrán las cosas realmente difíciles, como los centinela que nos alcanzarán en cualquier momento que nos quedemos quietos delante de ellos aunque hayan siete casillas de distancia, o las sombras a las que el movimiento de las salas no les causará efecto alguno.

Pero vayamos a uno de los aspectos que más se aprecian en este tipo de juegos, su multijugador, pues es aquí donde podremos personalizar al completo nuestras partidas. Contaremos con cuatro modos de juego distintos: Assassination, donde deberemos eliminar a otro jugador determinado, Assassination Random, una variación del mismo pero que nos permitirá machacar a quien nos venga en gana, Escape, donde nuestro mayor objetivo será escapar de la mazmorra con vida, y Headhunter, donde por equipos, tendremos que masacrar al contrario antes que ellos a nosotros. En la práctica, salvo el de escapar, todos son muy parecidos y, la verdad, habría estado bien algo más de variedad, así como la temática de fondo, donde podremos jugar encima de una mesa de taberna, o en una auténtica mazmorra.

TheLivingDn

Y por supuesto, uno de los afortunados jugadores, podrá ser el encargado de manejar la propia mazmorra en la que se desarrollará la partida, así como las diferentes criaturas que intentan acabar con el resto de jugadores. El Dungeon Master es una parte esencial en The Living Dungeon, pues además se encargará de alterar las diferentes piezas que forman el tablero, o añadir peligros para que la experiencia del grupo no sea precisamente placentera. ¿Podrás acabar con todos los jugadores que se encuentran inmersos en las profundidades del infierno? De esta forma, el juego permitirá un total de 9 jugadores en pantalla que irán turnándose el mando conforme les llegue su turno, aunque para aquellos que desean practicar sus habilidades, podréis jugar contra jugadores IA.

Podremos personalizar todo tipo de opciones para que nuestra partida sea lo más preciso a lo que deseamos, como el número de puntuación a alcanzar para que un jugador gane la partida, el número de rondas que se disputarán sobre el tablero, las gemas disponibles con las que comenzaremos, cartas de acción que nos permitirán hacer curiosas jugadas, o el uso de las habilidades avanzadas que seguro, los jugadores más familiarizados agradecerán. Por último, destacar que en The Living Dungeon contaremos con una opción que nos permitirá conocer más en profundidad a nuestros protagonistas, al más puro estilo trofeos de Super Smash Bros, pudiendo visualizar el modelado de cada uno de los personajes.

TheLivingDn2

Su acabado artístico invita a luchar en las penumbras de una mazmorra de forma cruenta por la supervivencia. Ofrece lo que cabe esperar de un título de tales aspiraciones, con unos diseños de personajes más que correctos y unos escenarios cambiantes que, aunque utilizan muchas veces las mismas texturas, no es algo que reprochar si tenemos en cuenta de que es un juego de tablero, al fin y al cabo. Por otro lado, en el modo historia, iremos conociendo los diferentes hechos que ocurren a través de escenas estáticas narradas por los diferentes protagonistas. Eso sí, en perfecto inglés, y es que esto puede suponer un hándicap para aquellos que no estén familiarizados con este tipo de juegos, pues se encuentra íntegramente en este idioma.

El doblaje suena realmente bien, con voces convincentes que ayudan a entrar en escena. La banda sonora se mantiene al margen de la jugabilidad, siendo piezas tranquilas pero de corte lúgubre para que podamos pensar con claridad nuestro turno sin que la música nos ponga de los nervios. Igual algo más de variedad no habría hecho mal a nadie, aunque la verdad, tampoco es un juego al que vayamos a solicitarle una sonoridad espectacular, y más si lo disfrutamos con nuestros amigos, donde los comentarios entre turnos están más que asegurados.

The Living Dungeon consigue crear un nuevo juego de mesa que, apoyado por las posibilidades que ofrece el entretenimiento interactivo, se sirve para crear una experiencia de corte clásico pero con un dinamismo lo suficiente fuerte para ser un juego a tener en cuenta en nuestras quedadas de rol. No es precisamente un juego que llame al aburrimiento, pues cada jugada puede suponer un viaje sin retorno al ataud, o una luz al final del tunel. Radiation Burn mantiene el tipo y, aunque es una propuesta claramente desarrollada para jugar en compañía, nos ofrece diferentes alternativas para poder disfrutarlo en solitario ya sea con una extenso modo campaña, o configurando nuestras propias partidas. Y la idea de una mazmorra que tiene vida propia es ese ingrediente especial que hace que nunca hayamos jugado nada igual. ¡Recomendable para todos aquellos fanáticos del rol por turnos o que os pasáis noches en vela con vuestros amigos jugando a juegos de fantasía con cerveza en mano!

AnaLiving

Disponible en Xbox One y Steam.

Gracias a Radiation Burn por proporcionar el código para poder realizar nuestro análisis en ¡Con el mando!.

One Comment Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *